Avda. Pais Valencià 17 2ºB. Vinaròs
de lunes a viernes de
9:30 a 14:00 y de 15:30 a 20:00

Caries dental


La caries dental es una de las enfermedades más prevalentes. Entre el 92 y 94% de la población adulta tiene caries. Uno de cada dos jóvenes españoles (12-15 años) tiene caries en dientes definitivos y uno de cada tres tiene caries en dientes de leche (a los 5-6 años).

Hemos desarrollado a continuación una serie de apartados que nos ayudarán a entender bien esta enfermedad, sabiendo qué la causa, cómo se trata y lo más importante, cómo podemos evitar o prevenir la caries.

Anatomía del diente
¿Qué es la caries?
¿Qué la causa?
¿A partir de cuándo puede aparecer?
¿Cómo se produce?
¿Cómo se reconoce?
¿Duele?
¿Qué hábitos la provocan?
¿Es contagiosa?
¿Cómo se tratan las caries?
¿Qué medidas de prevención son aconsejables?
Pronóstico
Posibles complicaciones

Anatomía del diente

El diente está formado por tejidos duros y tejidos blandos.Los tejidos duros son:

Esmalte: es la parte más dura del cuerpo humano. El 96% es materia inórgánica y un 4% agua. Su función es protectora frente a las fuerzas de masticación y las acciones nocivas frente a las estructuras internas del diente. Al ser una estructura inorgánica, el esmalte no duele.
Dentina: es la capa que está por debajo del esmalte. Una parte de la dentina es inorgánica (mineral) y otra parte orgánica (prolongaciones nerviosas). Al tener prolongaciones nerviosas, la dentina sí que duele. Tiene cierta elasticidad.
Cemento: el cemento radicular rodea la superficie externa de la raíz. Está en íntimo contacto con el ligamento periodonal, que es el que une el diente con el hueso.
anatomía del diente

Los tejidos blandos son:

Paquete vasculonervioso o tejido pulpar o pulpa (“nervio”): es la parte más interna del diente y es totalmente orgánica. Está formado por el nervio del diente y una arteria y una vena que permiten la circulación de oxígeno a nivel pulpar. Una inflamación de la pulpa (pulpitis) puede producir muchísimo dolor.

¿Qué es la caries?

La caries es una enfermedad infecciosa y multifactorial, producida por bacterias que viven en nuestra boca, que afecta a los tejidos dentales causando su destrucción. La caries es la enfermedad crónica infantil más común y una de las más comunes en los adultos.

¿Qué la causa?

En el desarrollo de la caries influyen varios factores:

• Las bacterias de la boca o placa bacteriana.
• Los azúcares de la dieta.
• La existencia de dientes susceptibles o predispuestos.
• El tiempo o frecuencia con que los dientes están expuestos a los ácidos.
causas de la caries

La placa bacteriana es un sistema ecológico formado por microorganismos aerobios y anaerobios, que se desarrollan sobre las superficies dentales con escasa higiene oral. 20 minutos después de comer ya se empieza a formar placa bacteriana o sarro. El Streptococcus mutans es el principal germen que lo forma. La placa dental que no se elimina puede acusar caries, pero también gingivitis y periodontitis.

La placa bacteriana metaboliza los azúcares ingeridos que se quedan en la boca después de comer, produciendo unos ácidos que hacen que el pH descienda. Este descenso del pH produce una desmineralización del esmalte.

Con el paso del tiempo, las desmineralizaciones continuas, sobretodo en dientes susceptibles, producirán destrucción de la estructura dentaria causando caries.

¿A partir de cuándo puede aparecer?

Las caries pueden producirse desde el mismo instante en que aparecen los primeros dientes en la boca del niño. Desde este momento es conveniente empezar a limpiar sus dientes con ayuda de una gasa húmeda. Cuando más se tarde en iniciar los procesos de higiene oral, más probabilidades tendrá el niño de presentar caries. Se recomienda, por tanto, la primera visita al dentista a partir del año de edad.

¿Cómo se produce?

En la boca se produce un ciclo contínuo de desmineralización y remineralización. Cuando baja el pH por debajo de 5,5 por el ataque de los ácidos, se produce un proceso de desmineralización en el que se liberan iones de calcio y fosfato de la superficie dental. A la que el pH vuelve a estar por encima de 5,5, los iones que están presentes de forma contínua en la saliva, vuelven a unirse a la superficie dental produciéndose así un proceso de remineralización.
Caries de fisura y oclusalCaries proximal

Cuando este equilibrio se rompe (periodos prolongados de acidez) se producirá pérdida de componente mineral primero en el esmalte y después en la dentina, creando una cavidad en el diente. En la dentina, la caries avanza más rápidamente al ser una estructura orgánica mineral, mucho más blanda que el esmalte.

¿Cómo se reconoce?

La primera señal es la aparición de una mancha blanquecina y sin brillo en el diente. En una fase más avanzada, se observa un borde amarillo, marrón o negro a nivel de la zona careada. En la fase más visible, el esmalte se acaba rompiendo formándose una cavitación. Este proceso suele ser lento y puede durar varios meses. Las caries pueden aparecer en cualquier parte del diente y en cualquier diente, pero son los sitios de mayor retención de alimentos donde la caries se forma con más frecuencia. Estos son las superficies masticatorias de los molares y los espacios entre dientes.

Los dientes son la única parte del cuerpo humano que no se regeneran por sí mismos; por eso la detección precoz de las caries es fundamental para evitar males mayores. Es primordial realizar revisiones periódicas al dentista cada 6-12 meses dependiendo del caso, para idealmente evitar la aparición de caries, o detectar lesiones de caries en estadios incipientes. Cuando uno se da cuenta que tiene caries ya suele ser tarde puesto que el proceso de cavitación ya se ha iniciado.

¿Duele?

Cuando la caries sólo afecta al esmalte no duele. Es cuando la lesión se extiende a dentina puede empezar a aparecer dolor o molestias al dulce, a las bebidas frías o calientes. Cuando la caries ya está cerca de la pulpa dental o nervio, puede aparecer un dolor espontáneo e intenso. Ya en último lugar la pulpa se infecta formándose pus que busca salida al exterior a través de la caries. Si el pus no puede salir a través de la caries se formará un flemón. En ocasiones la lesiones por caries no producen ninguna sintomatología hasta que la pulpa ya se ha infectado.

¿Qué hábitos la provocan?

Principalmente por una técnica de higiene inadecuada.

También dietas ricas en hidratos de carbono: chucherías, refrescos, caramelos, zumos con azúcares añadidos, bollería, pasta, etc.

dulces y golosinasdulces y bolleríabebidas azucaradas

Atención con las comidas entre horas o durante la noche, especialmente biberones, leche, zumos en niños, pero también en mayores.

Recordamos que la dieta ha de ser variada. La fruta es muy recomendable porque la fibra que contiene actúa limpiando los dientes.

¿Es contagiosa la caries?

La caries está producida por bacterias. Estos microbios se pueden transmitir entre personas . El bebé nace con la boca estéril, libre de bacterias, y poco a poco la van colonizando. Estas bacterias son transmitidas principalmente de padres a hijos. ¿Cómo pasan las bacterias de padres a hijos? A través del chupete cuando los padres lo chupan para limpiarlo, igual que con la tetina de un biberón o una cuchara. También a través de besos en la boca. No hace falta que una persona tenga caries para transmitir microbios a otra persona y que le generen caries. Por tanto es importante tomar precauciones y evitar esta transmisión. Recomendamos limpiar los chupetes con agua, nunca con la boca, prescindir de los besos en la boca, no compartir cubiertos ni vasos y todas aquellas acciones que puedan transmitir nuestra saliva a otra persona.

¿Cómo se tratan las caries?

El mejor tratamiento es la prevención y ésta ha de aplicarse ya en los primeros meses de vida. El tratamiento de la caries tiene como objetivos:

El control de la infección.
La remineralización de los tejidos.
• Y el tratamiento de las complicaciones: obturaciones o empastes, tratamientos de nervio, coronas.

Los dientes se empastan o se obturan eliminando el tejido dental con caries con una fresa dental y rellenando esta cavidad con resina compuesta generalmente, pero también otros materiales como porcelana, etc.

Las coronas o “fundas dentales” se usan si la caries es extensa y hay una estructura dental limitada. Las obturaciones grandes y la debilidad del diente aumentan el riesgo de ruptura del mismo. Dichas coronas suelen estar hechas de porcelana o porcelana pegada a metal.

El tratamiento de nervio o de conductos (endodoncia) se recomienda si el nervio ha quedado afectado a consecuencia de la caries.

¿Qué medidas de prevención son aconsejables?

1. Higiene dental:

o Cepillarse después de cada comida con un cepillo suave de arriba abajo y describiendo movimientos circulares.
o Complementar la higiene con el hilo o seda dental.
o En niños:

• Hasta el primer año es suficiente con limpiar los dientes con una gasa humedecida.
• A partir de los dos años se puede introducir el cepillo de dientes infantil con cerdas suaves. Sin pasta de dientes o con una mínima cantidad (tamaño lenteja) para evitar que se traguen la pasta.
• Los padres serán los encargados de enseñar y supervisar al peque después de cada comida hasta que adquieran la suficiente destreza.

2. Otra medida muy eficaz es la fluorización, bajo el control del dentista. El flúor refuerza y remineraliza el esmalte haciéndolo más resistente contra los ácidos. Esto puede reducir la caries en un 50%. El flúor se administra de dos formas:

o Vía general:

• Fluoración del agua de consumo. Es el método más eficaz, barato e inocuo. Es lo que recomienda la OMS.
• Suplementación individual. Las dosis que se deben emplear dependen del flúor del agua potable y de la edad de cada niño. Los suplementos se recomiendan desde los 0-6 meses de edad hasta los 13-16 años.

o Vía local:

• el flúor local o tópico es compatible con suplementos fluorados a partir de los 5-6 años de edad. Además de los dentífricos fluorados, se dispone de colutorios para uso diario o semanal. Dado que existen múltiples formas de administrar flúor a los niños, es conveniente consultar con el pediatra cuál debe ser la mejor opción para cada niño.

3. Dieta sana y equilibrada.

o No abusar de alimentos ricos en azúcares, disminuir su frecuencia de ingestión.
o Evitar alimentos que se peguen a los dientes (chicles, caramelos blandos, etc.), por su permanencia prolongada en las superficies masticatorias.
o Evitar el uso de sacarosa. Utilizar, en su lugar, xilitol y sorbitol que desarrollan una flora bacteriana con menor capacidad de producir caries.
o Los bebés no han de dormir con el biberón con líquidos que contengan azúcar.
o No untar el chupete con miel, leche condensada ni azúcar.
o No dar zumos ni refrescos azucarados como sustitutos del agua.
o Promover la ingesta de alimentos ricos en fibra (manzana, zanahorias, etc.).

4. Sellado de fisuras: Aplicadas por profesionales, son la medida más eficaz para evitar las caries de fositas y fisuras de las superficies masticatorias.

5. Visitar al dentista cada 6-12 meses.

Pronóstico

El tratamiento a tiempo, además de salvar el diente, es menos doloroso y menos costoso que el tratamiento de caries muy extensas.

Posibles complicaciones

• Sensibilidad dental
• Molestia o dolor.
• Dificultad para masticar.
• Fractura dental.
• Absceso dental, celulitis o flemón.