Avda. Pais Valencià 17 2ºB. Vinaròs
de lunes a viernes de
9:30 a 14:00 y de 15:30 a 20:00

Síndrome de la boca ardiente


¿Qué es el Síndrome de la Boca Ardiente (SBA)?

¿Es frecuente el SBA?

Síntomas del Síndrome de la Boca Ardiente.

Causas del Síndrome de la Boca Ardiente.

Tratamiento del Síndrome de la Boca Ardiente.

¿Qué es el Síndrome de la Boca Ardiente (SBA)?

El síndrome de la boca ardiente (SBA) es un cuadro clínico muy frecuente, caracterizado por una sensación de quemazón, ardor, escozor, que afecta a la mucosa bucal.

Generalmente hay ausencia de datos clínicos y de laboratorio que justifiquen estos síntomas.

La zona de mayor afectación es la punta y los bordes de la lengua (lengua ardiente).

Otros síntomas aparte del ardor que experimentan los pacientes son la alteración del gusto, sequedad, intolerancia a las prótesis, sensación punzante.

Se da con más frecuencia en mujeres en edades medias-altas de la vida, sobretodo en mujeres postmenopáusicas.

El SBA es uno de los temas que más se está estudiando dentro de la medicina bucal. Es objeto de controversia y no existe consenso en cuanto a la etiología. Son muchos los factores que podrían estar relacionados con este cuadro clínico.

¿Es frecuente el Síndrome de la Boca Ardiente?

Sí, el SBA es relativamente frecuente. Se da entre un 0,7% y un 4,5% de la población.

Hay más probabilidades que ocurra en mujeres que en hombres, especialmente durante y después de la menopausia.

Se da en edades medias-altas, de media a los 50-60 años. No se ha descrito casos en niños ni adolescentes. Raro en menores de 30 años.

Síntomas del Síndrome de la Boca Ardiente.

Ardor, escozor, hormigueo, adormecimiento, quemazón son los síntomas más habituales que describen los pacientes.

Estos síntomas se pueden localizar en cualquier parte de la mucosa bucal, pero con más frecuencia en la lengua (punta y bordes) seguido del labio inferior y paladar duro.

No hay hallazgos clínicos ni de laboratorio que lo justifique.

En general es de tipo crónico, de inicio espontáneo, sin factores identificables de precipitación, a no ser el estrés o factores psicológicos. Puede haber periodos de agudización o de crisis.

1/3 de los pacientes relaciona la aparición a un tratamiento odontológico, una enfermedad reciente o una medicación habitual.

Una vez que el síndrome aparece, puede persistir durante años.

El ardor suele aumentar por el día progresivamente alcanzando su intensidad máxima por la tarde. Por la noche está ausente generalmente, no los despierta, pero les dificulta conciliar el sueño.

La dificultad de conciliar el sueño junto al dolor constante hace que muchos de los pacientes acaben teniendo cambios de humor, irritabilidad, ansiedad y depresión.

Con frecuencia el SBA está acompañado por otros síntomas como sequedad de boca, alteración del gusto (sabor metálico, amargo), dificultad para tragar y dolor facial o dental atípicos.

Causas del Síndrome de la Boca Ardiente.

Actualmente no está clara la causa del síndrome de la boca ardiente. Se presupone un origen multifactorial (factores locales, sistémicos y psicológicos). Muchas veces la eliminación de algunos de estos factores no supone la mejoría del cuadro clínico.

Factores locales

Afectan directamente a la mucosa bucal, generalmente por irritación.
Distinta naturaleza:

• Roce de prótesis mal ajustadas
Obturaciones
• Tabaco
• Alcohol: bebidas, colutorios
• Dentríficos u otros cosméticos
• Bacterias (Helicobacter pylori
• Hongos (candidiasis)
• Hábitos parafuncionales: bruxismo, empuje lingual, succión mejilla y labios.
Xerostomía (sequedad bucal)

Factores sistémicos

Deficiencias vitamínicas como vitamina B12, vitamina B6, ácido fólico y vitamina C puede desencadenar ardor bucal como sintomatología concomitante.

La disminución de los niveles de estrógenos provoca también ardor bucal, alteración del gusto y xerostomía.

La diabetes mellitus no controlada también se relaciona con el SBA.

Fármacos:

Numerosos fármacos producen como efecto secundario xerostomía o sequedad bucal, lo que está íntimamente relacionado con el ardor bucal.

Los antihistamínicos, neurolépticos, antiarrítmicos, algunos antihipertensivos y las benzodiacepinas son alguno de ellos.

La presencia de otros factores, como enfermedades sistémicas y condición mental, junto a la toma de estos fármacos, puede agravar el síndrome de la boca ardiente.

Factores psicológicos

Los pacientes con SBA presentan un estado de ansiedad importante, pero aún no se sabe si ésta se presenta debido al ardor bucal o es la ansiedad la que desencadena el síndrome.

Los factores psicológicos i sociológicos desempeñan un papel importante en el dolor facial y orofacial.

La depresión, la ansiedad, inadaptabilidad social e inestabilidad emocional son los cambios psicológicos más frecuentes.

Para algunos autores, los pacientes que presentan el síndrome suelen presentar tensión psíquica y ansiedad. Y el ardor bucal puede ser una somatización de sus conflictos internos.

Tratamiento del Síndrome de la Boca Ardiente.

Debido al origen multifactorial del síndrome no existe un tratamiento establecido para esta entidad. El tratamiento se basará en mejorar la sintomatología.

Se recomienda una buena hidratación y administración de análogos salivares en caso de xerostomía o boca seca.

Durante la menopausia, si está indicado, reemplazo hormonal.

Si es posible, cambio de aquella medicación que produzca efectos adversos sobre la mucosa bucal.

Se debe eliminar todo factor ya sea local o sistémico que afecte a la mucosa, como por ejemplo alergias de contacto, prótesis mal ajustadas, etc.

También se debe controlar hábitos parafuncionales.

Dar sustitutos vitamínicos en caso de déficits nutricionales.

Si eliminado estos factores aún persiste el ardor podrá instaurarse un tratamiento similar a otros dolores neuropáticos (antidepresivos tricíclicos, capsaicina, benzodiacepinas, anticonvulsionantes).

También es necesario valorar el componente ansioso, depresivo u otras alteraciones psíquicas por la que atraviesa el paciente. Una psicoterapia sencilla puede suponer el 80% del tratamiento en algunos casos.